Pareja Javier Amigo
Hogar y Familia

¿Hay pareja después de los hijos?

Difícil pregunta donde las haya, buena pregunta diría otro. Lo que si tengo claro es que ahora entiendo porque una pareja se separan cuando tiene hijos.

Recuerdo que hace mucho tiempo cuando Papi Real y yo éramos novios; cenábamos en un restaurante, y de pronto llego una familia con 2 hijos y se instalaron en la mesa de al lado. Al poco rato note como esa pareja apenas hablaban entre si, solo se limitaban a dar indicaciones a los hijos de como comer, pero entre ellos ni una palabra, ni se miraban. Que triste pensé yo, y me dije:”Eso no nos pasará a nosotros”, pero pasó.

Cuando vas a ser padre todo el mundo te dice que tu vida cambiará, que nada será como antes, pero nadie te dice en que consiste ser padre, de lo difícil que es tener hijos y sacarlos adelante. Cada uno de ellos con personalidades e inquietudes distintas, y con energía hasta límites insospechados. Nadie te dice que las cosas que te gustaban las dejaras aparcadas para otro momento porque ya no hay tiempo. Por no haber, no hay tiempo ni para hablar con esa persona que te enamoró, que te cautivo, que te hacia reír a carcajadas.

La llegada de un hijo es la experiencia más maravillosa del mundo, pero que pone a prueba la estabilidad del pareja. Si la maternidad suele idealizarse, la vida en pareja tras la llegada de un hijo también.

Nadie va a decir lo contrario porque esta mal visto ¿No? Se supone que todo será armonia y felicidad en casa, pero muchas veces las expectativas chocan de pleno con la realidad. El cansancio, la adaptación a la nueva situación, las tareas del hogar, del trabajo  y el no tener tiempo ni para ir al baño hacen que salten las chispas en cualquier momento o cuando te das cuenta que durante todo el día no has dedicado ni un minuto a tu pareja.

Cuando el silencio es el Rey de tu casa, ya has dormido a las fieras y te quieres dejar morir en el sofá del cansancio, miras al Sr/Sra que tienes al lado y te das cuenta que casi no habéis hablado en todo el día, que os habéis limitado a deciros lo que teníais que hacer: “pon la lavadora”, “hay que ir a hacer la compra”, “prepara la cena” ¡Y así hasta el infinito y mas allá!  ¿Donde quedaron esas risas o esas anécdotas contadas a viva voz?…y no en conversaciones de WhatsApp que se reducen a: ¿Que tal todo?-Bien. “Compra pan”.

¿Donde quedaron esas conversaciones en las cuales nos escuchábamos uno al otro sin interrupciones? Sin intentar decirnos todo en un segundo, todo a correprisa para que no nos interrumpan, diciendo “un momento que estoy hablando con papa” ¿Quizás te suena familiar no?

Pero que no cunda el pánico, que esto le pasa a más de una pareja, pero claro nadie lo va contando por ahí. Que tire la primera piedra a quien no le haya pasado ¡Somos humanos!

Y como Errar es de humanos y rectificar es de sabios, en nuestras manos esta el intentar sacar tiempo de debajo de las piedras si hace falta, las cosas nunca volverán a ser como antes de ser padres, ni nosotros volveremos a ser esas personas antes de tener hijos. Pero la persona que tienes al lado seguirá siendo aquella persona que te enamoró, encandiló y te saco la sonrisa boba hasta limites insospechados.

Así que aunque nos cueste la vida, estemos cansad@s, con sueño, con ganas de perder el conocimiento en el sofá, hagamos un esfuerzo dejemos el móvil, la tablet, la tele y cualquier artilugio moderno, y entreguémonos a la pasión (Me he venido arriba jajaja…bueno un beso sorpresa también vale) y hablemos, hablemos y hablemos. Porque los hijos algún día se irán y solo quedaremos nosotros dos.

A todas esas parejas “Reales” un beso!!!

¡Hasta el siguiente post Mamis Reales!

Créditos: Fotografía de portada Javier Amigo

 

 

avatar

Mi Nombre es Sandra, peruana de nacimiento y española de corazón. Soy una Mami Real sin filtros ni colores pastel, real como la vida misma! Una Madre imperfecta que aprende y se sorprende cada día con esta locura que es la maternidad.