Hogar y Familia

Mascota en casa… ¿Sí o No? Un hijo más en la familia.

Tener mascotas en casa ¿Si o No? Esa es la pregunta que muchos padres y se madres se plantean, y más aún cuando hay una inminente llegada de nuestros retoños.

Recuerdo que cuando “Boxa” llegó a nuestras vidas, no estábamos en un buen momento anímico por diversas situaciones que ocurrían en ese momento. Sin embargo ella llegó para alegrarnos la vida, para darle una inyección  de positivismo y buen rollo.

Tengo que admitir que fuí yo la que insistí tantas veces a mi Sr. marido para adoptarla, que no pasó ni un mes y ya la teníamos con nosotros.

Depronto se convirtió en una más de la familia. Como digo yo en nuestra primera hija. Porque señores tener una mascota, es como tener un hij@ y ya sabemos todo lo que conlleva. Por ello no concibo tener una mascota para que esté en un rincón de la casa. Una mascota tiene que vivir con nosotros el día a día. Tiene que participar de nuestras alegrías y porque no, de los momentos malos. Algunos dirán.. ¡Pero si las mascotas no entienden! Nada mas lejos de la realidad. Ya quisiéramos nosotros los humanos parecernos a ellos. A mí perra solo le falta sentarse a la mesa.. ¡Ay madre!

Con la llegada de nuestra hija, las dudas surgieron y nos preguntamos: ¿Tener una mascota será bueno para nuestra pequeña? ¿Sera peligroso? ¿Será agresiva o le hará daño? Y así miles de preguntas con respecto a alergias, celos, pelos, lametones…Que os voy a contar que no sepáis, quizás alguno de vosotros os lo habréis planteado también.

Todas las preguntas que teníamos se fueron resolviendo con el pasar de los días, viendo el comportamiento de nuestra hija perruna hacia nuestra pequeña. Amigos cercanos que ya pasaron por la situación, nos aconsejaron que al día siguiente de nacer nuestra hija, llevemos a casa alguna ropita que tuviese puesta en el hospital. Así nuestra perra la olería y se iría familiarizando con el olor.

¿Que paso? Pues nada.. que paso de todo, de ropitas y demás. Así que dijimos: Bueno ya veremos cuando salgamos del hospital y lleguemos a casa los tres. Y así hicimos….Cuando llegamos solo nos prestaba atención a nosotros, a la enana ni caso le hacía. Por ello lo que hicimos fue coger a la pequeñaja y presentársela…”Boxa” solo la olió durante unos segundos y se fué.

Con el pasar de los días le fue cogiendo mas interés. Ya se acercaba a la cuna, cuando lloraba era la primera que estaba ahí, incluso iba a la cocina como diciéndonos: ¡Oye que esta llorando eh!

Por ello no hay nada mejor que dejar que la naturaleza siga su curso ¿no? Aunque nuestra hija era muy bebé disfrutaba de la compañía de “Boxa”. La buscaba con los ojos para saber donde estaba, reía o se ponía nerviosita cuando oía que llegaba de la calle. Por todo eso tengo que afirmar que los estímulos que proporciona un animal a un pequeño son inimitables y el aprendizaje es constante y mutuo.

SHOP

Pero….tengo que decir que todo lo que brilla no es oro…Un bebé requiere todo nuestro tiempo y aunque intentábamos por todo los medios no dejar a “Boxa” de lado. El cansancio y la falta de sueño hacían mella. Tratábamos de seguir sus rutinas lo mejor posible y sus paseo diarios (aunque ahora eran mas cortitos) salíamos hiciera frío, lloviera o nevara.

Así estaba Yo …. Cuando pasados los quince días del permiso de paternidad de mi Sr. marido, en pleno diciembre…. Iba caminado cual pingüino (no creáis que por el frío..sino por los benditos puntos) llevando a mi perra en una mano y el cochecito de bebé en la otra. Ya ni les cuento cuando llovía… ¡¡Vamos un show!! Habían días en los que pensaba que duro es tener a un perro, pero luego algo me decía: “Te puede quitar de muchas cosas, pero las cosas que te dan son infinitamente más grandes de las que te quitan”

Ahora mi hija tiene 2 años y a una compañera de juegos inseparable. Hay días en los que ríen, se enfadan, se alejan y se buscan. Son como hermanas diría yo. Miles de anécdotas pasan por mi mente: Desde ver como comparten la cama y juguetes de “Boxa”, o ver a mi pequeña queriendo beber de su cuenco de agua.

Así que si os preocupan unos pelos en la ropa, unos lametones en la cara, o que de alguna forma le pueda hacer daño a vuestr@ retoño…Con una visita al veterinario, un limado de uñas y una higiene en casa, creo que es suficiente para que disfrutemos todos…nuestras mascotas, nosotros y nuestr@s pequeñ@s. Desde mi humilde experiencia os digo: ¡La experiencia viviréis todos juntos será inolvidable!

Aquí os dejo un trailer, de una película que se llama Pareja de Tres (Marley & Me), ¡Os encantará! Es una comedia familiar que habla de una pareja, su perro y la creación de una familia. Pero no creáis que es la típica comedia, os sorprenderá el final. Y viene como anillo al dedo a este post. Ya me diréis que os pareció…

Una cosa más…..Relájate y… ¿Dejemos que la  naturaleza siga su curso no?

¡Hasta el próximo post Mamis Reales!

avatar

Mi Nombre es Sandra, peruana de nacimiento y española de corazón. Soy una Mami Real sin filtros ni colores pastel, real como la vida misma! Madre primeriza que aprende y se sorprende cada día con esta locura que es la maternidad.